Newsletter

Mi cesta  

Cesta vacía

Gastos de envío 0,00 €
IVA 0,00 €
Total 0,00 €

IVA incluído

Ver cesta Validar cesta

Ofertas

All specials

El Susurro De Las Flores Marchitas

16,95 € IVA incluído

05062

Disponibilidad: Este producto ya no está en stock

¿Cuándo recibiré mi pedido?

Atrévete a iniciar este peligroso viaje por las oscuras calles de Nueva Orleans, la patria del Vudú, el hogar de hechiceros sin nombre, en la que un detective de lo insólito, Áureo Kavanac, se enfrentará a un mundo situado en la misma línea que separa la realidad de la magia, un mundo entre la vida y la muerte, entre la razón y la locura.   

Más detalles


Indicarme cuando esté disponible

30 productos relacionados:

«Existe un mundo oculto donde la oscuridad se envuelve de sombras. Un mundo desconocido y apenas sospechado, que se esconde a los ojos de los hombres tras múltiples velos de ignorancia, superstición y rechazo. A veces te aparta como si fueras algo ponzoñoso y molesto, ajeno a sus intereses, otras te aprisiona como a un insecto en la tela de una araña. Entonces ya no puedes escapar, es demasiado tarde, la oscuridad te inyectará su veneno y, cuando tu interior no sea más que un líquido pastoso, te absorberá la médula y hasta la última gota de sangre».

Con estas palabras empieza El Susurro de las Flores Marchitas. Atrévete a iniciar este peligroso viaje por las oscuras calles de Nueva Orleans, la patria del Vudú, el hogar de hechiceros sin nombre, en la que un detective de lo insólito, Áureo Kavanac, se enfrentará a un mundo situado en la misma línea que separa la realidad de la magia, un mundo entre la vida y la muerte, entre la razón y la locura. Un mundo en que deberá enfrentarse a sí mismo, a sus miedos, sabiendo que si no vence en esa lucha, el destino que le aguarda será mucho peor que la muerte, ya que no está en juego solo su vida, sino su propia alma.

  • Páginas 280 Blanco y Negro
  • Fecha de Publicación 29 Julio 2011
  • Encuadernación Rústica
  • Editorial Dolmen
  • Colección Línea Z
  • Autores José Miguel Cuesta Puertes y José Rubio Sánchez